lunes, 19 de septiembre de 2011

Odontología Neuro-Focal....

El concepto de Odontología Neurofocal nació en Alemania en el año de 1958 y fue propuesto por el médico y odontólogo alemán Doctor Ernest Adler ante la sociedad médica alemana de investigación focal de regulación en la ciudad de Karlsruhe (Alemania), queriendo involucrar dentro del término el suceso neural y el suceso focal. La Odontología Neurofocal se ha considerado como una terapéutica hija de la terapia neural cuyo principio rector es el campo de interferencia o campo de irritacion (1).

Definición

Actualmente la odontología tiende a considerar las enfermedades de la cavidad oral como alteraciones locales de origen exclusivamente externo, más no como una manifestación relacionada con desórdenes sistémicos.

La odontología neurofocal hace referencia al ejercicio de la odontología de una manera más amplia e integral, proceso en el cual se considera la cavidad oral, no de una manera aislada, sino en razón de la totalidad del ser. Esta consideración se encuentra enmarcada bajo "la teoría de sistemas", en donde la parte sólo es válida integrada al todo. (2, 3, 7, 19).

Existen una serie de circunstancias en la cavidad oral denominadas focos o campos de interferencia, los cuales pueden comportarse como el punto de partida o factor desencadenante de una enfermedad (4-6). Esta relación se manifiesta en un doble sentido, ya que a su vez existen muchas enfermedades sistémicas, que se expresan de diferentes maneras en la cavidad oral o simplemente estamos colocando constantemente factores de sobrecarga en la boca de nuestros pacientes.

Un Poco De Historia

Vemos como a través de la historia se vienen dando cambios profundos desde la perspectiva mecanicista de Descartes, de Newton, de Galileo, de Copérnico, hacia una visión ecológica y holística que habla de interdependencia entre todos los fenómenos (7). Al revisar la historia de la civilización nos encontramos con manifestaciones al respecto desde tempranas épocas de la civilización.

Las relaciones entre los dientes y las demás partes del organismo, no corresponde a una concepción moderna de la odontología, puesto que son numerosas las manifestaciones que se han evidenciado a lo largo de la historia de la humanidad. Por ejemplo:

Hipócrates afirmaba "un reumatismo sin esperanza de curación puede ser eliminado con la extracción dental".

En una carta Asiria del siglo VIII a. C. "la inflamación que pone enferma, el cuello y que retuerce las articulaciones de sus brazos y sus piernas procede sobre todo de los dientes; aquí se encuentra el origen de todos los dolores".

En Nínive (650 a.C.) se encontró una piedra con la siguiente impresión: "Los dolores en la cabeza del Rey, en sus brazos y en sus piernas, viene de los dientes, no hay más remedio que arrancárselos".

Paracelso, médico y alquimista suizo del renacimiento presentaba su concepción a cerca de la sepsis bucal, o de los focos infecciosos de los dientes, los cuales afectaban a todo el organismo.

John Hunter en Inglaterra (1800), afirmaba que "las neuralgias desaparecían después de las extracciones dentales".

Butzer (1850) "Las afecciones dentales, podían provocar epilepsia, neuralgias, problemas auditivos y visuales".

W. Hunter (1910) "Criticaba a la mala odontología que se practicaba y la culpaba de la sepsis oral", describía a la odontología conservadora de la época como conservadora de focos de infección.

El neumólogo Barth (1920) en Ginebra, empleaba "el término de espina irritativa y lo relacionaba con abscesos pulmonares causados por focos sépticos en la boca".

Billings (1921) "Describía al diente despulpado como foco de infección y lo señalaba como responsable de enfermedades sistémicas". Escribió el libro infección focal.

Rosenow (1922) en los EE.UU., afirmaba: "Las bacterias de los focos de infección provocada, llegan a la corriente circulatoria a través de una bacteremia, se fijan en un órgano de elección y de menor resistencia, para producir una alteración patológica".

Fischer en Alemania, le atribuyó gran importancia a los focos dentales ya que podían ser causantes de enfermedades sistémicas como artritis, neuritis, miocarditis, etc...(8, 9).

Así mismo, trasladándonos a la actualidad vemos como se desarrollan estudios científicos, los cuales nos permiten ver la importancia de no centrarnos en la parte.

Como vemos son numerosas las fuentes pertenecientes a épocas diferentes que hacen referencia a la conservación de los dientes, la identificación de las caries, su tratamiento, la restauración de los mismos y la importante relación de éstos con el sistema.

Pero desafortunadamente muchos de los materiales que se han venido empleando en odontología, tienen la capacidad de modificar la actividad biológica, cuando se ponen en contacto con los tejidos vivos. De esto se desprende, que junto con la comprensión de las propiedades físicas, químicas y mecánicas, se hace necesario conocer también las respuestas biológicas a estos materiales (10).


Es importante reconocer los aportes a la odontología neurofocal brindados por el doctor R. Voll, médico anatomista y fisiólogo alemán, quien teniendo en cuenta las experiencias del Doctor Ernest Adler, (pese a no mencionarlo en sus escritos), desarrolló una técnica en la cual integró sus conocimientos de acupuntura y la electrónica logrando identificar las estrechas relaciones existentes entre los odontones (término creado por él), y los diferentes órganos y segmentos del cuerpo humano. A este respecto es también necesario mencionar los trabajos realizados por la Sociedad Internacional de Electroacupuntura, (731 Plochingen Alemania), quienes elaboraron minuciosamente una tabla de "Hallazgos patológicos en terreno dentario y sus relaciones energéticas con el resto del organismo", (por R. Voll y F. Kramer), creando a su vez con el concurso de dos importantes ingenieros electrónicos de la época un aparato capaz de identificar potenciales eléctricos de respuesta de los diferentes circuitos (15, 25, 26).

Hallazgos patológicos en terreno dentario y sus relaciones energéticas
con el resto del organismo por R. Voll y F. Kramer
Tomado del libro de enseñanza de Terapia Neural según Huneke de Peter Dosch, versión española del Dr. Germán Duque M.

El Doctor Voll utilizó el término odontón queriendo que se tuviera en cuenta dentro de la relación dientes-órganos, no sólo los dientes en sí, sino éstos, considerados como una verdadera unidad morfofisiológica. Odontón incluye la encía, el diente, el aparato de soporte dentario y el hueso alveolar (27.)




Hallazgos patológicos en terreno dentario y sus relaciones energéticas con el resto del organismo R. Voll y F. Kramer.

La integración del enfoque neurofocal en nuestra formación profesional como odontólogos, estimula el desarrollo de manejos interdisciplinarios por parte de los profesionales de la salud. Se recrea en la generación de tratamientos en equipo, renaciendo la odontología con nueva vitalidad y nuevos bríos, para continuar su normal proceso de evolución, rescatando la posibilidad de diagnosticar, tratar y mejorar aquellas alteraciones en el bienestar del ser humano, desde sus fases iniciales, llegando incluso a inducir los correctivos adecuados en períodos subclínicos o en etapas sintomáticas.

Aunque parezca difícil construir, a veces construir significa limpiar viejos caminos que han quedado olvidados. La semilla de este enfoque pudo haberse gestado en Europa, pero es en Colombia donde podemos darle el mejor riego para que ella dé el mejor de los frutos, si trabajamos con entusiasmo, permitiendo hacer ciencia con conciencia, si hacemos parte de ese propósito colectivo como es el de hacer parte de una sociedad nueva, en la que imperen los valores morales, principios, confianza, solidaridad, unión, respeto y sobre todo amor por el prójimo y por nosotros mismos. La coherencia debe direccionar nuestro ejercicio profesional, nuestras relaciones en lo social, en lo personal, en lo político, en fin, en nuestra vida.




Biblografia



1. Raab Heinz. Odontología Neuro-focal González del Cossio Mexico. 1992. p1-3.

2. Bertalanffi, L Von. Teoría general de los sistemas, México, Fondo de Cultura Economica, 1976.

3. Capra F., Steindl R. Pertenecer al Universo. Editorial EDAF, S.A. Madrid 1994; p.16,113-115.

4. Adler E. Allgemein-Erkrankungen durch Storfelder (Trigeminus Bereich). Heidelberg-Alemania. Verlag fur Medizin. 1983, p 101-119; 235.

5. Rost A. Focos dentales, bucales y maxilares. Medicina Biológica. Madrid. 1993. 6 (3-4). P. 190-195.

6. Neuner O. Nuevos métodos electro-biológicos para la investigación del suceso neurofocal y su etiología. González del Cossio. México. 1992. p1-12.

7. Capra, F. La trama de la vida.Editorial Anagrama. Barcelona. 1998; P.48, 190-205.

8. Ring M. E. Historia Ilustrada de la Odontología. Barcelona, Mosby / Doyma

9. Leonardo M, Leal J: Endodoncia – Trata-miento de los Conductos Radiculares. Editorial Médica Panamericana. Buenos Aires.1993. pp 252-281.

10. Osorio Y, Fajardo F, Osorio J: Núcleos odontológicos en hueso. Una alternativa a la alteración eléctrica generada por la presencia de materiales metálicos en la cavidad oral. Oral Día (Bogotá, Colombia) July-August 1994; 17: 10-12.

11. Rost A. Focos dentales, bucales y maxilares. Medicina Biológica. Madrid. 1993. 6 (3-4). P. 190-195.

12. Bergsmann O. Foco y Campo de Interfe-rencia. Medicina de las Regulaciones Biocibernéticas. Asociación de Medicinas Complementarias. Madrid. 1992, p 69-78.

13. Rivera F. Medicina de las regulaciones biocibernéticas: Mesa redonda sobre Terapia Neural según Huneke. Dr. Ernesto Adler. Asociación de Medicinas Complementarias. Madrid. 1992; p 39-56.

14. Kellner G. Foco y Campo de Interferencia desde el punto de vista del clínico. Medicina de las regulaciones Biocibernéticas. Asociación de Medicinas Complementarias. Madrid.1992.p.69-78.

15. Payán J.C. La medicina biológica; una medicina no comprometida. AMO. Ediciones. 1985. Bogotá-Colombia. P. 80-83; 84-86; 113-120; 125.

16. Bergsmann O. Foco y Campo de Inter-ferencia. Medicina de las Regulaciones Biocibernéticas. Asociación de Medicinas Complementarias. Madrid. 1992. p.100-104.

17. Pischinger Alfred. Matrix and matrix regulation: Basis for a holistic theory in medicine. Haug International. Brussels. 1991.

18. Heine Harmut. La matriz extracelular y su regulación. Medicina Biológica. Madrid. 1993. 6(1). P. 124-126.

19. Payan J.C. Lánzate al Vacío. Editorial Mc.Graw Hill. Bogotá. 2000 .p. 53,100-101.

20. Dosh P: Manual of Neural Therapy. XI Edition. Haug- Publisher. Heidelberg, Germany 1984.

21. Barrera L.: El terreno maxilo mandibular como campo de interferencia. González del Cossio 319-402. México D.F. P: 42-52.

22. Reuling- N; Wisser-W; Jung -A: Release and detection of dental corrosion products in vivo. J -Biomed-Mater-Res. 1990 Aug; 24 (8) P. 979-91.

23. Schmit F, Rimpler M, Wemmer U. Medicina Antihomotóxica. Editorial Aurelia Verlag. Baden-Baden.p.206-207.

24. Spreng Max. "Allergie und Zahnmedizin". II Edición. Johann Barth Verlag. Leipzig-Alemania. P: 1- 167.

25. Voll R.: Topographic. Edit M.L.V. Uelzen - Alemania. 1976. Positions of the meausurement points in electro-acupuncture. III Edition. P. 13-153.

26. Voll R. Interrelations of Odontons and Tonsils to Organs, fields of disturbance and tissue systems. IV Edition. Edit M.L.V. Uelzen - Alemania. 1978. P: 9-173.

27. Voll R. Dientes y sus relaciones con todo el organismo. Traducción Los Robles. 1975; p.167-18



Tomado de: http://www.midental.mex.tl/249717_SABER-M-S-DE-ODONT-NEUROFOCAL.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada